En Altave creemos que existen dos caras de una misma realidad. Dos mundos antagónicos que coinciden en uno mismo. La opulencia de unos y la desgracia de otros.

Entendemos que la educación es un derecho humano fundamental y decisivo para el desarrollo de las personas y las sociedades. Además, contribuye a mejorar las condiciones de vida y erradicar el círculo de pobreza que sufre la infancia, por todo ello, participamos en una serie de acciones para ayudar a las personas más desfavorecidas, que no hayan tenido oportunidades o que tengan conciencia de mejorar. Colaboramos en proyectos como los realizados por Ayuda en Acción y Fundación Vicente Ferrer en el apadrinamiento de niños en Latinoamérica y la India. También colaboramos con Caritas, Unicef y Cruz Roja y además apoyamos a la reinserción con colaboraciones de trabajo a las personas que están en tratamiento en la fundación Reto a la Esperanza.

Nuestro objetivo es ayudar a fomentar y facilitar la educación y la cultura, gestión del riesgo, la atención a la primera infancia, la seguridad alimentaria la dinamización de la economía local, la inclusión social de los jóvenes, el apoyo a los servicios de salud básica y saneamiento ambiental, como valores fundamentales que doten a las personas de recursos que les acerquen a un futuro mejor.